martes, 15 de septiembre de 2009


Por Internet se habla mucho sobre qué piezas son las necesarias para montarte un nuevo ordenador. Como sabrás, un ordenador es un sistema muy complejo y dentro podemos encontrar numerosos componentes, cada uno con un enorme catálogo disponible en el mercado.

Vamos a plantear un punto de vista diferente. Vamos a dar un conjunto de pautas para comprar un nuevo ordenador que se ajuste a nuestras necesidades. No vamos a andar con tecnicismos ni con nombres de extraños modelos. Vamos a ir directos al grano, que mucha gente es lo que busca.

Empecemos.

Primero. ¿Para qué lo necesitas?


Lo primero que tenemos que tener muy en cuenta es para qué queremos un nuevo ordenador. ¿Realmente no tenemos suficiente con nuestro equipo actual?

Muchas veces ocurre que el problema no está en el hardware como tal, sino en el software. Los sistemas operativos, absolutamente todos, se desgastan con el tiempo. No es un desgaste físico, sino un desgaste virtual y natural que viene dado por el uso.

Dependiendo de dicho uso, un ordenador funciona fluido durante algunos meses, otras durante años. Y por supuesto, el sistema operativo influye en el desgaste. Prueba a mantener un Windows 98 durante, por ejemplo, tres años… es inviable. Sin embargo, los últimos sistemas Windows son mucho más estables a lo largo del tiempo. Y sí, MacOS X y Linux también suelen tener un horizonte más lejanos.

En este punto la recomendación sería formatear y empezar desde cero. Guarda los datos que consideres necesarios para un futuro, si es que no tienes copias de seguridad ya, y ponte manos a la obra. Es una tarea que mucha gente afronta con miedo, pero que a día de hoy cualquiera puede solucionar. Lo primero: apaga el ordenador, desempolva el disco de tu sistema operativo favorito e insértalo en el lector de discos de tu ordenador. ¿Lo segundo? Sigue las instrucciones en pantalla. De verdad, es facilísimo.

Como norma general, los ordenadores actuales tienen potencia suficiente para prácticamente todas las tareas elementales: navegar por Internet, ver películas, escuchar música… y no es necesario renovar el equipo.

Si eres de los que usan el ordenador para jugar y ves que el último juego del mercado no corre de forma fluida, entonces sí: quizá sea momento de prepararse para salir a la tienda de la esquina y preguntar por el nuevo y más flamante ordenador.

Pero como ya digo, la gran mayoría de usuarios lo que necesitan es un formateo. Si ya lo has realizado y estás convencido, necesitas un nuevo ordenador, vuélvetelo a preguntar. ¿Realmente necesitas renovar tu ordenador? Si la respuesta es sí, pasemos al siguiente punto.

Segundo. ¿Clónico o de marca?


Es una pregunta típica. Si tenéis un compañero, familiar o amigo que le gusta esto de los ordenadores, pensaréis… clónico, así me ahorro unos euros y que me lo monte él. Mal.

Vamos a intentar ser independientes. A día de hoy es muy sencillo adquirir todos los componentes de un ordenador y montarlo. Prácticamente todos los pasos a seguir son lógicos y vienen muy explicados a través de códigos de colores aunque hay algunas conexiones que son algo más complejas. Por ejemplo, el trío formado por el microprocesador, el disipador de la CPU y la placa base necesita de cierta experiencia. Aunque con maña, paciencia y un par de lecturas por la red, cualquiera puede montarlo.

¿Te ves capacitado para montarte un nuevo equipo? Recuerda que también tendrás que mantenerlo. No vale eso de es que lo conecté mal. Y si en un futuro tienes que actualizar los módulos de memoria RAM, también tendrás que hacerlo (es posiblemente lo más fácil de todo).


Si crees que no estás preparado, o que simplemente no tienes ganas, hay cientos de ofertas de ordenadores de marca, es decir, ordenadores montados, de fabricantes como HP, Acer o Dell, por citar unos pocos. En la realidad, cualquier tienda de electrónica tiene un buen puñado de modelos disponibles.

Lo malo de los ordenadores de marca es que suelen tener configuraciones cerradas. En otras palabras, nos lo venden como quieren, y punto. Aunque también estas configuraciones suelen estar compensadas para optimizar el rendimiento máximo del equipo.

Otra opción más: muchas tiendas te permiten decidir qué piezas quieres y luego te ofrecen un servicio de montaje, muchas veces con una garantía de funcionamiento. Quizá sea una interesante opción, una mezcla entre un ordenador de marca y un clónico. Los precios de montaje no son excesivamente altos, rondando los 30 o 40 euros aproximadamente.

Tercero. Limítate a un presupuesto máximo


Puede parecer una tontería, pero no lo es. Hay ordenadores que van desde 200 euros hasta más de 6.000, si buscamos un poco. Márcate un presupuesto y ciñete a él. Digamos que no quieres gastar más de 700 euros. Existen configuraciones para ordenadores clónicos que por ese precio son auténticas bestias. Y en ordenadores de marca nos limitamos, pero también encontramos buenos equipos.

Aunque volvemos un poco al primer punto. ¿Realmente vas a necesitar un equipo de 700 euros? Estudia el mercado y verás que en los últimos años los ordenadores, sobretodo los sobremesa, han bajado de una forma muy notable. También ten en cuenta que hay nuevos tipos de ordenadores, como por ejemplo los sistemas con NVidia Ion o similares.

Cuarto. La relación calidad/precio


La relación calidad/precio en ordenadores es algo fundamental. Se da la (lógica) circunstancia de que los componentes más novedosos son los más caros, y aunque seguramente vengan acompañados de rendimientos excepcionales, no merecen ni mucho menos la pena.

Para encontrar la mejor relación calidad precio, por todo Internet existen cientos de comparativas tanto de componentes, equipos o diferentes configuraciones personalizadas. Todo a un golpe de buscador.

También hay que tener muy en cuenta que aunque dos microprocesadores, por ejemplo, tengan las mismas frecuencias (2.4 GHz.), no es necesario que ofrezcan el mismo rendimiento. La diferencia puede ser de varios cientos de euros, incluso miles, y el rendimiento también. Ahora bien, la relación calidad/precio estará a favor del equipo barato.

Lo mismo ocurre con la gráfica o las memorias RAM, los discos duros o las placas base. Cada componente es un mundo, pero siempre podemos ir a lo fácil: elegir los componentes que se ajusten a nuestras necesidades base, y poco más. A la gran mayoría de los mortales les da igual que la placa soporte hasta tres gráficas a la vez si sólo van a usar una…

Quinto. Pregunta o busca la respuesta


Internet ha revolucionado el mundo, no hay ninguna duda. Y dentro de Internet hay cientos de páginas y foros donde pueden resolver tus dudas. Ahora bien, ten en cuenta que esa pregunta que te estás haciendo seguramente ya haya sido respondida anteriormente. Usa las búsquedas internas de las propias páginas o foros, no sólo las de Google, Bing o Yahoo!.

Y como bien dice el título de este punto, busca las respuestas a tus preguntas. Ya que seguramente alguien habrá pensado lo mismo que tú, y esa respuesta estará en la red.

Conclusiones


Esto no son más que unas pequeñas pautas. Comprar un nuevo ordenador puede ser todo lo complicado que quieras, pero ahí está la gracia: lo que tú quieras. Si no quieres que sea difícil, los ordenadores de marca vienen montados y preparados hasta tal punto que sólo tendrás que conectarlos y encenderlos. Si quieres un reto, preparar un ordenador clónico a tu medida es una fantástica oportunidad para estudiar durante horas por todo Internet.

Vía

Entradas populares

Blogger templates

Blog Archive

Mi lista de blogs

Recomiendo Software

Contador de visitas

Especial Distribuciones Linux

Follow us on Facebook

Estadísticas de la página

PageRank

LuiXSpain Web © 2011. Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Madrid, Madrid, Spain

Players4Players

HardGame2

- Copyright © LuiXSpain Web -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -