domingo, 14 de marzo de 2010



Fernando Alonso ha logrado una impecable victoria en el GP de Bahrein, la primera cita de este Mundial 2010 de Fórmula 1. Este triunfo tiene un significado muy especial para el bicampeón español, primero porque ha logrado ganar en su primera carrera con Ferrari, y segundo porque la Scuderia ha cambiado in extremis los motores de sus dos pilotos por un fallo detectado en el propulsor de Massa en la jornada de ayer.

Fernando Alonso era la esperanza de Ferrari para volver a la victoria tras dos años de sufrimientos. Hoy, dicha esperanza comenzó a hacerse realidad. El asturiano se inscribió en la historia al conseguir, en su debut en Ferrari, la victoria hoy en el GP de Bahrein. Alonso se une así a Mario Andretti, Nigel Mansell y Kimi Räikkönen como uno de los pilotos en ganar en su primera carrera en Ferrari. Sin embargo, lo que parece una victoria aplastante fue sólo el resultado de un fin de semana acertado y una carrera perfecta, sin fallos mecánicos ni errores de conducción.


Era Sebastian Vettel el hombre del día. Comenzaba desde la Pole Position y se mostraba sólido en la delantera. Los 9 primeros coches comenzaban con el compuesto blando, el cual era bastante favorable para Red Bull. Vettel había liderado desde la punta, seguido por Alonso y Massa. Los primeros abandonos corrieron por parte de los debutantes Chandhok (Hispania) y Lucas di Grassi (Virgin). No superaron la vuelta 3.

La partida había dejado dos damnificados: Robert Kubica y Adrian Sutil. Ambos caían muchas posiciones y comenzaban a remar desde el fondo, donde superarían sin mayores problemas a los coches de los nuevos equipos, bastante alejados de los tiempos de los punteros en un comienzo.

El orden en esos momentos era Vettel, Alonso, Massa, Rosberg y Hamilton. El inglés atacaba al Mercedes aunque no podía superarlo por el momento. En eso, seguían los abandonos: Kamui Kobayashi y Vitaly Petrov le decían adiós a Bahrein, ambos por problemas mecánicos.

La novedad del año en la Formula 1 se hacía realidad en las primeras paradas en los pits, sin reabastecimiento de combustible. Paradas de no más de 4 segundos donde el principal cambio fue que Lewis Hamilton superaba al Mercedes de Nico Rosberg. Detrás de ellos, en una tranquila carrera, Michael Schumacher.

El compuesto duro comenzó a dar resultados, primero en Kubica que marcaba la vuelta más rápida y luego con Alguersuari que rebajaba los 2 minutos por vuelta. El orden era Vettel, Alonso y Massa, aunque el español comenzaba a acercarse lentamente al alemán, Massa no perdía el ritmo. Abandonaban Bruno Senna y Timo Glock, sin duda era el debut que nadie quería en Virgin e Hispania: ambos coches fuera sin siquiera llegar a mitad de carrera.

Por delante, los coches de los 4 equipos favoritos, seguidos por el Force India de Vitantonio Liuzzi, en una carrera sin contratiempos. Tras Liuzzi venía Barrichello, Kubica y los Toro Rosso, todos ellos luchando por esos últimos puntos de las posiciones 9 y 10. La lucha estaba entre Mark Webber y Jenson Button, que sólo disputaban un puesto 7º, pobre para ser dos equipos fuertes. De esas posiciones no se moverían en toda la carrera.

Mientras Pedro de la Rosa, en el Sauber, abandonaba la carrera, comenzaba el ataque de Fernando Alonso a Sebastian Vettel, poco a poco el español se acercaba al Red Bull que parecía no tener resto. La distancia se reducía a 1,5 segundos, luego se alargaba a 2,2 y de nuevo se volvía a acortar a 1,1. Era la lucha de la carrera. Massa seguía a 2 segundos.

Eso, hasta la vuelta 34 de las 49 pactadas, cuando Sebastian Vettel acusaba problemas de falta de potencia en su coche. Momentos cuando Fernando Alonso lo sobrepasaba en la recta previa a los pits. El alemán se comenzaba a quedar, girando 2 segundos más lento. Era cosa de tiempo que Massa también lo superara. Vettel se despedía de la victoria, pero seguía aguantando por un podio. Fernando Alonso, por su parte comenzaba una etapa de demolición, girando en tiempos espectaculares y manejando una distancia de más de 6 segundos sobre su compañero de equipo. Alonso no aflojaría.

En la vuelta 38 el podio también se le escapaba a Sebastian Vettel. Lewis Hamilton pasaba al tercer lugar aprovechando los problemas del hombre de Red Bull.

Por delante, los Ferrari dominaban. Alonso se distanciaba cada vez más de Massa y Hamilton estaba demasiado lejos del brasileño. Si no habían problemas mecánicos, el podio estaba definido. Mientras tanto por detrás, Heikki Kovalainen en el Lotus finalmente giraba a menos de 3 segundos de los tiempos de punta. Hoy Lotus fue el mejor de los nuevos equipos y se ve que existe potencial para salir de esos vergonzosos 5 o 6 segundos de desventaja que mostraban durante las prácticas.

Y al final, Alonso dominaba con una ventaja superior a los 12 segundos y creciendo. Felipe Massa nada tenía que hacer, la carrera era del español, que cruzó la línea de meta 16 segundos sobre su compañero de equipo y 23 sobre Lewis Hamilton. Ferrari consigue así su primer doblete en la Fórmula 1 desde 2008 (GP de Francia) y Fernando Alonso, su primera victoria desde Japón en el mismo año. Tiempo de redenciones. Tiempo para mostrar que Ferrari estará en la lucha por el título, hoy, en Bahrein comenzaron de la mejor manera posible.



Entradas populares

Blogger templates

Blog Archive

Mi lista de blogs

Recomiendo Software

Contador de visitas

Especial Distribuciones Linux

Follow us on Facebook

Estadísticas de la página

PageRank

LuiXSpain Web © 2011. Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Madrid, Madrid, Spain

Players4Players

HardGame2

- Copyright © LuiXSpain Web -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -